Bucear con niños

Publicado por bucearenkohtao en

El buceo con niños

Las actividades relacionadas con el mar despiertan pasiones entre los niños y cuando hablamos del super poder de respirar debajo del agua, la aventura todavía es más atractiva. Es una de las actividades más relajantes y bonitas que podemos hacer en familia, pero hay una serie de aspectos que debemos considerar antes de bucear con niños. 

¿A qué edad pueden bucear los menores?

La ley define que para conseguir tu primera certificación como buceador autónomo son los 12 años, con restricciones hasta los 15. Pero para tener tu primera experiencia en submarinismo dependerá de la filosofía de la agencia de buceo y de las propias leyes del país. En todas las agencias (RAID, SSI,…) la edad mínima es 10 años, excepto PADI que sus estándares de calidad permiten a los 8 años.

Este límite de edad puede ser muy relativo ya que estos límites vienen dados por estudios científicos del desarrollo físico de los niños. (M.L. Dembert, J.F. Keith 3rd. Evaluating the potential pediatric scuba diver. Am J Dis Child., 140 (1986), pp. 1135-1141) y los niños como bien sabemos tienen fases de desarrollo muy distintas. Esto hace que pueda quedar a discreción del instructor de buceo si un niño está capacitado para bucear o es demasiado pequeño ya que no podemos olvidar que el buceo comporta una serie de riesgos. Cualquier padre que dé la opción de bucear a sus hijos quiere hacerlo con total seguridad, nuestro sueño como buceadores es bucear con nuestros hijos y poder compartir las bellezas de mar en familia. 

A continuación, describiré algunos pros/contras de bucear con niños.

PROS:

  • Las actividades acuáticas ayudan al desarrollo de habilidades psicomotrices y musculares, mejorando sus funciones cardiológicas y su capacidad pulmonar.
  • El buceo conlleva responsabilidad, siendo parte del entrenamiento, y esto comporta un gran desarrollo de la madurez en niños.
  • Es una actividad que incluso en adultos aumenta enormemente la autoestima, todos lo amamos por algún motivo (será el nitrógeno…).
  • Es una actividad donde se trabaja la relajación y la respiración, siendo ejercicios muy recomendables para situaciones de estrés infantil.
  • Es un deporte que siempre iremos acompañados y nuestros compañeros (buddies) de buceo son muy importantes para la seguridad y poder compartir experiencias increíbles, de manera que los niños obtienen un gran valor del compañerismo y la amistad. ¡Los amigos que hacemos buceando son para siempre!
  • Es una actividad que podemos crear un vínculo con nuestros hijos muy importante, donde las actividades familiares pasarán a ser objeto de deseo para los niños.
  • Todos los buceadores somos embajadores de los océanos, en mayor o menor medida todos somos conservacionistas del mar, creando esto a nuestros niños un sentimiento de responsabilidad y educación medioambiental.

CONTRAS:

  • La comprensión de las leyes de la física que tienen una relación directa con el buceo es limitada.
  • La sensación de riesgo en niños es menor por lo que siempre tienen que bucear bajo supervisión.
  • Para condiciones físicas consultar la cita mencionada abajo.

Fuente: Scuba diving in children: Physiology, risks and recommendations R. Cilvetia,e, , B. Osonab, J.A. Peñab, L. Morenoc, O. Asensiod. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S2341287915001763

Los límites de profundidad marcados por los estándares de las agencias de buceo están definidos por estudios científicos, siendo el principal motivo de que los menores de 15 años no pueden bucear a más de 12m (21m en buceo profundo, pero con carencia de estudios).

Los menores de 12 años tienen el límite en 5/6 metros (dependiendo de la agencia) en zonas de aguas confinadas ( piscina o similar) donde el riesgo es mínimo.

Los menores de 10 años se recomienda no bucear si su desarrollo físico no es el adecuado, hay agencias como PADI que ofrecen “bubblemaker” en el que no sobrepasarán los dos metros de profundidad, siendo el riesgo mínimo, aunque ningún estudio científico recomiende bucear a menores de 10.

 En resumen, el buceo con niños es una de las mejores actividades que podemos compartir con nuestros hijos, con unos beneficios enormes para los niños y los vínculos familiares, pero sin olvidarnos que es una actividad de riesgo y que la salud de nuestros hijos está por delante. 

Categorías: BLOG

es_ES